jueves, 16 de diciembre de 2004

Bibliotecas, Google, Libros electrónicos.

Cualquiera que haya seguido este blog (esta nota o esta otra) o, mejor aún, periodistas21, debería saber a estas alturas que, como he dejado dicho en un comentario en la página de periodista digital, aquí y aquí, el proyecto de Google de digitalizar libros de las bibliotecas norteamericanas no es sino un intento de pisar el terreno a A9, que le lleva una notable ventaja (al fin y al cabo, tiene gran parte del catálogo de Amazon). Pero no es un intento nuevo: hace ya tiempo que, desde print.google.com, el buscador preferido de los internautas está tratando de obtener el permiso de los editores para digitalizar sus libros, de forma que sus resultados encabecen los resultados de google (prueba esto). Y para el mundo científico y no tan científico ya existe google scholar. De momento, de la mayor parte de los libros españoles tiene registros bibliográficos (ordenados por autoridad, siguiendo la tradición académica) en lugar del texto completo, pero podéis encontrar algunos en PDF (no todos gratuitos, ojo!). Por ejemplo, buscando ortografía aparece en la novena página el trabajo de investigación Mario Pujol Llop: Tractament de l'Ortografía Castellana, 1999, que, aunque seguramente esté ya superado (es de hace 5 años), me debería leer, detrás de un par de artículos sobre historia de la ortografía que, aunque son inútiles para mi trabajo, me leeré con más interés que el anterior.

Pero, como dije en PeriodistaDigital, si lo que queréis es encontrar un libro, podéis:
  • Ir a www.cervantesvirtual.com para escuchar/leer/hojear ese artículo/poema/tesis.
  • Si es antiguo, buscarlo en www.gutenberg.org para leer ese libro (sí, no sólo libros en inglés: el último que traté de ayudar a corregir estaba en inglés y español (era una historia de las Filipinas), y hay otros en tagalo o sueco)

  • Ir a la wordtheque para conseguir el libro en formato TXT (sin ese odioso formato html que estorba a los programas de conversión de texto a voz) o para escuchar un MP3

  • Buscar un libro infantil de libre difusión en la children's library (muchos de ellos bilingües, para que los peques aprendan inglés)

  • Buscar la primera frase del texto (entrecomillándola) en Google (suele ser más exacto), Altavista (suele ofrecer más resultados) o en A9 (si el libro no está en la red). A veces se puede leer un libro entero mediante búsquedas en A9, si un texto se repite a lo largo de todo el libro (por ejemplo, en su encabezado o en su pie). Eso me pasó con cierto libro de Ray Bradbury, del que buscaba un fragmento para colocar una cita en la traducción inglesa de un artículo de mi blog: no encontré el fragmento hasta recorrer 10 o 20 páginas... tenía el libro en español, pero, si no, habría aprovechado para leerlo.
  • Existe una manera curiosa para leer libros que, en caso contrario, nunca se leerían: colaborar (aquí o aquí) con proyecto gutenberg. A tu pantalla llegarán fragmentos de libros que nunca habrías leído en caso contrario. Al menos, en mí despertó la curiosidad de leer el texto bilingüe sobre Filipinas del que os he hablado antes.
¡Feliz lectura!

1 comentario:

josemoya dijo...

Otros hallazgos en scholar.google.com, en la misma búsqueda:
J. Elvira: La organizacion del parrafo alfonsi (¡De uno de mis profesores de la facultad!)
A Gelbukh, I Bolshakov:Tareas y aplicaciones de procesamiento de lenguaje natural (el tema siempre me ha interesado)

A Autenticacao de Manuscritos Aplicada a Analise Forense de Documentos (debería dominar el tema, para saber si los chavales falsifican los justificantes de faltas de asistencia).

Como NO hacer unas practicas de programacion (curiosísimo)

Tipografia espanola con TEX (un manual de TEX!)