miércoles, 27 de diciembre de 2006

El ataque de los anglófilos voladores

El estúpido actor del anuncio pronuncia afectadamente los /yigas/ que tiene un emepetrés o similar, dejando claro que no sólo ignora que en español el prefijo se pronuncia /jiga/ (igual que kilo se pronuncia /kilo/ y no /káilo/); también desconoce que, si quisiera pronunciarlo conforme a su lengua original, el griego, tendría que pronunciar /giga/ con g suave.

Oh, Dios, ¿es que no hizo la ESO ni el BUP? ¿No recuerda aquella práctica tabla de unidades (deci, centi, mili, micro, nano, pico, femto, ato hacia atrás; deca, hecta, kilo, mega, giga, tera hacia adelante) que aprendíamos en física? ¿No le dijeron que los sufijos, aunque usados por anglosajones pelirrojos y con pecas, tenían un origen griego y constituían un sistema internacional?

Pa'brirse las venas, 'amos.

2 comentarios:

Bliss dijo...

Me temo que es irrelevante el hecho de haber cursado BUP o ESO, el problema es el espíritu con el que se afronta el aprendizaje. Ayer estuve con una amiga, con la carrera de Magisterio a cuestas (porque de verdad parece pesarle) quien, al hablar de la potencia de los coches me pregunta toda convencida: "Eso de los X caballos de los coches se refiere a la potencia que tendrían X caballos (de los de verdad) tirando del peso del coche ¿no?"

Si esto no es de juzgado de guardia... :-(

Anónimo dijo...

NO seria posible que publicaramos una gran listas de sufijos?
deci, hecta, kilo, mega, giga, tera, peta, epta...? (pasariamos por el gogol?) La verdad no se hasta donde llega, pero he tenido curiosidad ultimamente, saludos desde mexico