domingo, 27 de marzo de 2005

ERC no quiere que la fiesta nacional sea el 12 de octubre.

El grupo parlamentario de Esquerra Republicana de Catalunya quiere trasladar la Fiesta Nacional del 12 de Octubre al 6 de Enero, argumentando que dicha fiesta la instituyó un decreto franquista de 1958:

El portavoz de ERC... señala en la proposición no de ley... que, "desde hace varios años, sectores progresistas" reclaman el traslado en el calendario de la fiesta del 12 de octubre por "su origen franquista y los recelos que despierta en algunos estados de Latinoamérica".
La Fiesta Nacional de España se instituyó por ley en 1987 en la misma fecha del Día de la Hispanidad, celebración instaurada en 1958 a partir de un decreto de la Presidencia del Gobierno franquista.
(El Mundo, 25 de Marzo de 2005, p. 11)

Hummm... Interesante. Yo creía que el "día de la hispanidad" ("de la Raza" en tiempos de Alfonso XIII) había sido instituido por el último monarca previo a la II República como gesto amistoso hacia las Repúblicas americanas (alguna de ellas recién independizada) en el IV Centenario del descubrimiento. Para cerrar heridas, y no para abrirlas. Y, desde luego, antes de 1958. Pero claro, eso son cosas que piensa quien ha leído a Rubén Darío:
¿Seremos entregados a los bárbaros fieros?
¿Tántos millones de hombres hablaremos inglés?


Vayamos al BOE. Lamentablemente, no se puede acceder (al menos, fácilmente) al fondo histórico del boletín de los primeros años de la democracia (me gustaría encontrar allí los decretos anteriores a 1987 sobre la fiesta de la hispanidad), pero sí se puede acceder a decretos de los gobiernos anteriores. Resulta que el decreto sobre festivos se escribe en 1957, aunque se publica en 1958.
Se trata, aparentemente, de un intento de unión en un solo decreto de festividades religiosas (hasta entonces reguladas separadamente, a través del código de derecho canónico de... 1917, es decir, durante la monarquía) y civiles (entre éstas, las del régimen).
Se considerarán hábiles, a todos los efectos, las conmemoraciones oficiales siguientes: primero de abril, aniversario de la Victoria; diecinueve de abril, día del Movimiento Nacional; primero de octubre, fecha de la exaltación del Caudillo a la Jefatura del Estado, y doce de octubre, fiesta de la Hispanidad.
Los actos públicos que dispongan las Autoridades competentes se celebrarán el domingo siguiente, salvo la conmemoración del día de la Victoria, que se celebrará el primer domingo de Mayo.
Decreto de 23 de diciembre de 1957 (BOE del 1 de enero de 1958)


La legislación derogada por este decreto (y que, por tanto, posiblemente contiene fiestas alternativas) es la siguiente:
  • R.D. 11/3/1904 (Gaceta del 12), Fiesta del Árbol.
  • R.D. 5/1/1915 (Gaceta del 6), Fiesta del Árbol.

  • Orden 9/3/1940 (Gaceta del 13), Calendario de Fiestas Oficiales. El 12 de Octubre es Día de La Raza, con nivel de Fiesta Nacional Absoluta (festividad en todos los ámbitos, pero sin sueldo).

  • Orden 2/6/1942 -- Errata por orden del 1/6/1942 (BOE del 4) sobre la festividad escolar del Sagrado COrazón de Jesús, o errata por orden de 2/7/1942 (BOE del 19) sobre el calendario escolar).
  • Orden 29/4/1932 -- ¿Errata por 19 de abril (Gaceta del 23)? En esa orden, el Ministerio de Marina republicano establecía la celebración del 11 de Febrero, el 14 de abril y el 12 de octubre.

Una última búsqueda encuentra la Ley de 15 de junio de 1918 "declarando fiesta nacional, con la denominación de Fiesta de la Raza, el día 12 de Octubre de cada año", publicada en la Gaceta de Madrid el 16 de junio:
Don ALFONSO XIII, por la gracia de Dios y la Constitución, REY de España:
A todos los que la presenta vieren y entendieren, sabed: que las Cortes han decretado y Nós sancionado lo siguiente:
Artículo único. Se declara fiesta nacional, con la denominación de Fiesta de la Raza, el día 12 de Octubre de cada año.
Por tanto:
Mandamos a todos los Tribunales, Justicias, Jefes, Gobernadores y demás Autoridades, así civiles como militares y eclesiásticas, de cualquier clase y dignidad, que guarden y hagan guardar, cumplir y ejecutar la presente Ley en todas sus partes.
Dado en Palacio a Qunce de Junio de mil novecientos dieciocho.
--YO EL REY
El Presidente del Consejo de Ministros,
Antonio Maura y Montaner.

Creo que lo anterior deja claro lo siguiente:
  1. La "Fiesta de la Hispanidad" no fue idea de Franco, aunque quizá sí lo fuera su nombre, que en cualquier caso ha cambiado.
  2. El 12 de octubre fue festivo en la monarquía de Alfonso XII, en la II República, en la dictadura franquista y en la monarquía de Juan Carlos I, hasta la fecha.
  3. Según el decreto "de 1958" [1957], para Franco no era un festivo "de verdad".

Es fácil deslizar erratas al citar decretos cuando no se dispone de telemática, como ocurría en 1958; sin embargo, no contrastar las citas cuando se dispone de los medios, como en la actualidad, es un grave error, no sé si de El Mundo, la Agencia EFE o de ERC. Si un maestrillo sin más idea de derecho que la necesaria para preparar unas oposiciones prácticamente desprovistas de temario administrativo ha sido capaz de encontrar la información suficiente, un periodista o un diputado deberían haberlo hecho también.

3 comentarios:

josemoya dijo...

Por una vez, me he decidido a tratar de ponerme en contacto con alguno de los legisladores. Buscando a algún posible contacto en el Grupo Socialista del Congreso, he visto a Joaquín Leguina, que me da cierta confianza. Al fin y al cabo es persona culta.
-----
Estimado Sr.

Leo en el diario "El Mundo" del pasado 25 de Marzo una información relativa a la propuesta del grupo parlamentario de ERC para eliminar la festividad del 12 de octubre, trasladándola al 6 de diciembre, a fin de liberar una festividad nacional para la celebración del día de Europa. Argumentan además los miembros de ERC que el 12 de octubre es una fiesta franquista, y que además celebra el imperialismo español.

Estoy de acuerdo con la necesidad de celebrar el 9 de Mayo, pero me pregunto si la Fiesta Nacional (antes Fiesta de la Hispanidad y antes aún Fiesta de la Raza) es realmente una festividad franquista. Ni su nombre actual ni su historia (fue instituida por Alfonso XIII en 1918; la respeta el gobierno republicano (véase, por ejemplo, Orden de 19 de abril de 1932 del Ministerio de Marina en la Gaceta de Madrid del 23), y el dictador, que al principio se limita a reconocerla (Orden de Gobernación de 9 de marzo de 1940, BOE del 13), después pasa a considerarla fiesta menor, con celebración el domingo siguiente (Decreto de 23 de diciembre de 1958, BOE de 1 de enero de 1958).

El tercer argumento es más difícil de rebatir, sobre todo por la existencia de grupos indigenistas "anti-Colón". Pero, siendo vocal, como es usted, de la Comisión de Cultura, y dada su afición a la escritura, conocerá sin duda el panhispanismo surgido en muchas naciones americanas a raíz de la expansión del violento panamericanismo estadounidense, la "Doctrina Monroe", que inspiró a muchos escritores y poetas del otro lado del Atlántico temas como el de "Ariel contra Calibán" y que generó el término "América latina", por oposición a "América germánica".

En este marco, la institución de una fiesta común a todas las naciones de cultura hispánica venía a desempeñar, como la institución del 9 de Mayo, un papel de unión, y no de separación, de naciones. A este respecto, es curioso reseñar que la Fiesta Nacional de otro país hispanohablante, Guinea Ecuatorial, tiene lugar el 12 de octubre.

Atentamente,

José G. Moya Yangüela
xxxxxxxx
Madrid, España.

josemoya dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
josemoya dijo...

Dentro del grupo de IU (de los grupos representados en el congreso, aquel con el que me siento más identificado), veo que Ángel Pérez no tiene ninguna atribución que pueda aprovechar (en general, participa en comisiones de defensa: pobrecito, lo que tendrá que aguantar). Miro las atribuciones de Llamazares y veo que... ¡es mi paisano! Además, participa en el "Grupo de Amistad hacia Venezuela", así que corremos el riesgo de que los indigenistas anti-Colón le hayan intoxicado.

------

Estimado Sr.

Leo en el diario "El Mundo" del pasado 25 de Marzo una información relativa a la propuesta del grupo parlamentario de ERC para eliminar la festividad del 12 de octubre, trasladándola al 6 de diciembre, a fin de liberar una festividad nacional para la celebración del día de Europa. Argumentan además los miembros de ERC que el 12 de octubre es una fiesta franquista, y que además celebra el imperialismo español.

Estoy de acuerdo con la necesidad de celebrar el 9 de Mayo, pero me pregunto si la "Fiesta Nacional" (antes "Fiesta de la Hispanidad" y antes aún "Fiesta de la Raza") es realmente una festividad franquista.

Yo no tuve la desgracia de sufrir el gobierno de Franco, ya que el dictador murió cuando yo apenas contaba dos años de edad. Así que sólo puedo decir lo que he leído en el archivo de la "Gaceta" de la página web del BOE. Según diversas órdenes y decretos encontrados allí, el generalote se limitó a adaptar como día de libranza sin sueldo (Orden de Gobernación de 9 de marzo de 1940, BOE del 13), y después a trasladar al domingo siguiente (Decreto de 23 de diciembre de 1958, BOE de 1 de enero de 1958), una fiesta instituida por Alfonso XIII en 1918, y respetada por el gobierno republicano (véase, por ejemplo, Orden de 19 de abril de 1932 del Ministerio de Marina en la Gaceta de Madrid del 23, en que se ordena a los buques de la Armada de la República efectuar salvas de honor para conmemorar ese día).

Otro aspecto polémico de la propuesta es el carácter "imperialista" de la festividad. Por supuesto, los grupos indigenistas "anti-Colón" vienen celebrando con muestras de luto dicha festividad, como sucedió en Venezuela. Pero sin duda se trata de un error de concepto. Los venezolanos que apoyan a Chávez mientras insultan a Colón sin duda ignoran que la conmemoración del 12 de octubre tiene una profunda raíz anti-norteamericana, ya que surge de las reacciones hispanoamericanas contra la "doctrina Monroe", que se pueden resumir en dos versos de la "Oda a Walt Whitman" del nicaragüense Rubén Darío:

¿Seremos entregados a los bárbaros fieros?
¿Tántos millones de hombres hablaremos inglés?


En este marco, la institución de una fiesta común a todas las naciones de cultura hispánica venía a desempeñar, como la institución del 9 de Mayo, un papel de unión, y no de separación, de naciones.


Atentamente,

José G. Moya Yangüela
XXXXXXX
Madrid, España.