miércoles, 19 de julio de 2006

Caprichos de la globalización...

En thinkgeek veo un juego de lógica llamado Pentago. No es ninguna maravilla (teniendo en cuenta que voy a perder contra cualquiera que juegue conmigo), pero está barato, para ser un juego hecho en madera: 19.99 US$. Rápidamente, miro en el TARIC las tasas de aduana para juegos similares: 0€.

Estoy a punto de completar el pedido cuando veo el precio de envío. 20€. Dios mío, no creo que el jueguecito de marras sea más grande que un libro, y he recibido pedidos de Abebooks por menos dinero.

Así que decido buscar la Página oficial de Pentago, para ver si lo venden online. Al fin y al cabo, importar de EEUU un juego diseñado en la UE parece un poco absurdo, ¿no?

Entonces, se me cae el alma a los pies. De las tiendas online referenciadas en la página de pentago, la única que tiene el producto por menos de 30 euros (world of boardgames) lo ofrece... con reglas en sueco.

La verdad es que las reglas no me interesan mucho, pero la versión de thinkgeek incluía pistas de estrategia en inglés, que podrían ayudarme a no ser un perfecto negado.

En todo caso: ¿Cómo puede ser que un producto europeo esté más barato en los USA? Es para sacar la escopeta y liarse a tiros, coño. Así, ¿cómo quieren que la economía europea ande? Y luego se quejarán de que en Europa todo dios compra online al otro lado del charco. Pues claro, mucho desarrollo tecnológico, pero de mimar al consumidor, nada.

En fin: sospecho que haré como siempre. Meterlo en mi lista mental y pasar a otra cosa. Al fin y al cabo, puedo fabricarme un pentago en casa, con instrucciones en castellano. Me sentiré un poco pirata, pero, por lo demás...

2 comentarios:

Alholva dijo...

Deberías sentirte un artesano. La piratería es otra cosa.

Un beso

Edryas dijo...

Yo es lo 1º que he pensado cuando has dicho que era de madera: "¡que se lo haga en casa con un poco de bricomanía!" La verdad es que, personalmente, intento construir casi todo. Claro, que suelo fracasar.