miércoles, 28 de junio de 2006

Comprando muebles y cositas...

Como parece que hoy o mañana terminan de pintar mi piso, he aprovechado un viaje a un centro comercial para comprar la cama (un canapé abatible en madera, relativamente barato para ser en madera, y un colchón de muelles con revestimiento exterior de látex) y los electrodomésticos. El que más me preocupaba era la nevera: había visto, hacía un tiempo, una oferta estupenda en el Boulanger de Parque Oeste Alcorcón; pero hoy no la he localizado, así que me he ido a Urende, donde ha resultado que estaban de oferta las neveras, y me he comprado un modelo parecido al que mi madre tiene en casa. La lavasecadora la tenía ya fichada, en el mismo Urende: una Otsein/hoover que seca 5 kilos, como la candy alise, pero que tiene el tambor más grande (porque lava hasta 7 kilos), lo que me inspira más confianza en cuanto a secado. Sin embargo, hay una pega: consume más.

Por todo lo que he comprado he pagado algo más de 2000€, lo que a mi hermano, al que le he comentado la jugada posteriormente, no le ha parecido caro (pero estoy seguro de que podía haberme ahorrado dinero). En fin, que he dejado las visas temblando. Menos mal que no me he decidido por comprar, también, un sofá...

1 comentario:

Bliss dijo...

Pues a mí tampoco me parece caro, la verdad, sobre todo porque las "lavasecadoras" son caritas. Está bien el tema de la carga. Lo importante suele ser la calificación energética de los electrodomésticos, siendo la mejor al "A" en cuanto a consumo y comportamiento ecológico. ¿Lo has tenido en cuenta?

;-)