lunes, 23 de enero de 2006

Es de madera mi paciencia

ES DE MADERA MI PACIENCIA,
sorda vejetal.


Día que has sido puro, niño, inútil,
que naciste desnudo, las leguas
de tu marcha, van corriendo sobre
tus doce extremidades, ese doblez ceñudo
de después deshiláchase
en no se sabe qué íntimos pañales.


Constelado de hemisferios de grumo,
bajo eternas américas inéditas, tu gran plumaje,
te partes y me dejas, sin tu emoción ambigua,
sin tu nudo de sueños, domingo.
Y se apolilla mi paciencia,
y me vuelvo a exclamar: ¡Cuándo vendrá
el domingo bocón y mudo del sepulcro;
cuándo vendrá a cargar este sábado
de harapos, esta horrible sutura
del placer que nos engendra sin querer,
y el placer que nos DestieRRa!

César Vallejo, Trilce.

Creo que ya había publicado aquí algún otro poema de César Vallejo (quizá "Masa", publicado en España, aparta de mi este cáliz), pero acabo de reencontrarme Trilce, y he pensado en colocar aquí alguno de los poemas de este autor. Vallejo, peruano y cosmopolita, es el creador de un lenguaje poético cuyas imágenes (sazonadas con fonemas duros y una ortografía peculiar) son todavía capaces de sacudir al hombre del siglo XXI. Aunque a menudo canta al amor, en ocasiones de manera muy sensual, me quedo, en cambio, con sus poemas pesimistas sobre la vida cotidiana, tema que predominará en Poemas humanos, escrito posteriormente.

3 comentarios:

chocoadicta dijo...

Magnífica elección...
sólo que al leer las primeras líneas me ha venido una clase de 4º de ESO de la que fui tutora un tiempo...

chocoadicta dijo...

me ha venido a la cabeza quería decir....beso

juank sinclair fantoba dijo...

Me gusta muchísimo. Y hacía tiempo que no leía algo de poesía que me gustase sinceramente.