lunes, 29 de febrero de 2016

Renuncias cotidianas

¿Cuándo decidimos renunciar al futuro?
¿Cuándo nos cansamos de esperar, inútilmente,
que cambiaran las cosas?
¿Cuándo nos dimos cuenta de que estábamos abocados
al fracaso,
de que lo llevábamos dentro,
de que lo deseábamos irresistiblemente?
¿Quizá es que, cansados de metáforas de lucha,
decidimos por fin arrojar la toalla?
¡Tan dura es de pelear la vida!