jueves, 29 de abril de 2010

Actualizaciones odiosas.

Lo malo de los antivirus es que hay que tenerlos actualizados. Y no sólo se actualizan los ficheros de firmas, sino también el motor del antivirus. Y no sólo el motor del antivirus, sino también el interfaz de usuario y las funciones añadidas.

Eso es lo que me ha pasado con McAffee, programa del que pago 6 licencias y cuya última actualización me parece, sinceramente, una mierda.

El nuevo interfaz de usuario me parece odioso. Para cambiar muchas de las configuraciones hay que dar dos o tres pasos donde antes se daba uno. Además, los nombres de las secciones no son nada intuitivos. Finalmente, la ayuda reside en internet, lo que ralentiza su consulta (además, en vacaciones uno puede querer sacrificarse a gastar su dinero en descargar una actualización diaria con una conexión cara, por ejemplo vía móvil o RTB; y, sin embargo, no estar dispuesto a usar ancho de banda en ver la ayuda).

Por último, han eliminado el motor de backup y restauración, con lo que, quienes hubieran hecho una copia de seguridad, están apañados si desean restaurarla. Sí, se supone que se puede instalar esa función con el menú "instalar funciones", pero... ¿dónde está ese menú?

En fin, chusto, chusto, chustito. Si siguen así, volveré a usar "Clamwin" y "Avast!"

P.S. En cuanto sepa el número de versión de este mcafee, pondré este comentario en Ciao!.

EDICIÓN 3/6/2010: Internet Security 2010 tiene un componente llamado "red doméstica" (home network) que impide que consideremos parte de la red local a otros ordenadores que no ejecuten McAfee. Como tres de mis ordenadores antiguos dejarán de poder ejecutar McAfee el año próximo, voy a dejar de renovar McAfee.