miércoles, 6 de febrero de 2008

En el ejemplar de hoy de La Razón se comenta que, probablemente, el modelo de la TDT evolucione al pago por visión. Y es que estaba cantado que, aunque QuieroTV había quebrado por su incapacidad para implantar un sistema de TV de pago que exigía intervenciones en antenas colectivas y demás (cosa siempre difícil de defender ante la comunidad de propietarios, especialmente cuando amplificar la señal de aquella televisión significaba a menudo crear interferencias en canales locales que el resto de vecinos sí podían ver), el problema se solventaría en cuanto se hubiera convencido a todos los españoles para modificar sus antenas.

Y ahora que ya las tienen adaptadas a la TDT, les haremos pagar por contenidos. Las empresas emisoras alegan que mantener 30 canales en abierto resulta imposible de financiar mediante la publicidad (¡pues subid el precio de la publicidad, en lugar de llenar la programación de teletiendas, no te fastidia!) y que el usuario estaría dispuesto a pagar si no tuviera que abonarse a nada (la abundancia de gente que descarga politonos así parece atestiguarlo).

Pero se encuentran dos problemas:

En primer lugar, el concurso para la TDT ha sido un concurso para canales en abierto. Aunque algunos operadores esperaban, desde el principio, la posibilidad de insertar programación codificada o a la carta, otros, como Ono (operador que, por cierto, no es santo de mi devoción) rehusaron presentarse a un concurso de licitación de TV en abierto.

En segundo lugar, la tecnología para la TV de pago mediante móvil y sin compra de tecnología adicional confía en la tecnología MHP/MHEG (java para receptores de TDT), de la que carecen la mayor parte de los receptores vendidos en España (incluido, por ejemplo, mi receptor Siemens de gama alta, o la TV de pantalla plana que les hemos regalado a mis padres que, en cambio, soporta CI. El desinterés del usuario hacia el MHP es lógico. Si casi ningún canal usa los extras más normales de la TDT (subtítulos, EPG en condiciones, audio estéreo en más de dos idiomas, etc.), ¿por qué pagar más por incluir en el receptor una característica que, a tenor de los comentarios en los foros de Mediaportal, ha fracasado en Alemania y otros países de nuestro entorno?

Por otro lado, el estándar para la TV digital codificada (válido para satélite y terrestre) no es la (podemos suponer que lenta) codificación software usando MHP, sino la codificación por hardware mediante módulos insertables en el Common Interface. Usar MHP, ¿no sería un paso atrás?

1 comentario:

Bliss dijo...

No entiendo nada :S
Así que en el fondo el "apagón analógico" va a ser una tomadura del pelo más para nuestros bolsillos ¿no?