miércoles, 12 de diciembre de 2007

Retomemos el blog...

Ahora que me veo agobiado por la imperiosa necesidad de juntar las diversas notas (exámenes, trabajos) y notitas (redacciones, dictados, positivos...) y hacer las medias (gracias a Dios existen las hojas de cálculo), descubro o retomo toda clase de actividades, entre ellas este blog.

En las últimas 72 horas he:
- Tratado de recuperar de un disco extraíble una película borrada por mi PVR mientras la estaba viendo (lamentablemente, faltaban trozos). Me parece inconcebible que un PVR necesitado de espacio en disco borre la película que el usuario está viendo en ese momento: ¿no es más lógico cancelar la función de "ver lo que me perdí en la tele en los últimos 15 minutos" o mostrar un mensaje de advertencia? (en fin, una nueva falla del Siemens 740).
- Abierto mi cuenta de correo, rebosante de mensajes desde hace una semana.
- Creado un tutorial para SimuTrans como respuesta a uno de esos mensajes.
- Decidido que ya era hora de llamar a pedir que me cambien mi teléfono, que está en garantía, en lugar de resignarme a que se apague cada vez que alguien llama. Esta decisión incluye rebuscar en el "cajón de los manuales" y finalmente subir al trastero a coger la caja original, en la que está la garantía.
- Escrito (por enésima vez) la lista (meramente cuantitativa) de alumnos asistentes a mis clases de pendientes. Para ello he tenido que realizar las siguientes subactividades, a saber: (1) buscar los datos originales (parte en mi agenda, otra parte en los formularios oficiales, que me duraron sólo un mes), (2) usar google docs porque no había excel en el único ordenador libre, (3) tratar de instalar la impresora de dicho ordenador, (4) mirar tras el ordenador para descubrir que la impresora, a pesar de las apariencias, no estaba instalada a ese ordenador, sino a otro, (5) tratar de usar una impresora en red (6) descubrir que probablemente el servicio de red no está ejecutándose, o está bloqueado por el antivirus o por windows, y (7) volver a escribir la lista a mano.
- Decicido cocinar, por primera vez en mucho tiempo (mi dieta habitual responde a lo descrito en este post, añadiendo un poco de aceite y verduras congeladas); a pesar de ello, he terminado de comer mucho antes que cuando no cocino.
- Comprobado por enésima vez que en la página web del ayuntamiento de Madrid no dice a partir de qué hora se puede tirar la basura (Aunque he visto indicios de que puede que sea a las 22:00, según si el camión pasa de día o no. No estoy en casa de día, y el contenedor no está en mi calle, así que no sé si en esta calle pasa el camión de día o no).
- Repaginado, imprimido (a doble cara manual) y grapado cinco o seis documentos de unas 10 hojas por documento, para mi hermana, en el ordenador de casa de mis padres. Increíble que el cartucho de tinta, nuevo, se haya gastado en sólo unas 60 hojas.
- Corregido exámenes, pero pocos.

Además de lo cual he estado a un tris de reinstalar windows y linux en este ordenador (me ha salvado la certeza de que, en dicho caso, estaría sin ordenador dos o tres días y no podría hacer las medias ni "subirlas" a internet). En fin, que hago cualquier cosa por no trabajar en lo que debo.

1 comentario:

Bliss dijo...

Pues sí, es una otra manera más de entender el verbo "procrastinar" ;-)