martes, 12 de junio de 2007

Una mujer para el euro español

El congreso debate sobre una complicada cuestión. ¿Se trata de una ley educativa? ¿Se trata de la ley del suelo? No, ese tipo de asuntos simplemente no se debaten.
Lo que tiene en vilo a nuestros y nuestras diputados y diputadas es la carencia de imágenes femeninas en las monedas españolas de un euro. Así que hay que buscar una fémina que las adorne.
Pero el asunto no es fútil. Dado el problema que representa la abundancia de variantes nacionales para el euro, se ha restringido la emisión de monedas conmemorativas, y sólo se puede acuñar una por país y año (correspondiendo a la moneda de dos euros, que, por cierto, ya tiene emisión conmemorativa en el año actual).
Los diputados debaten cuál puede ser la mujer que aparezca en un euro, pero a mí me parece evidente. Si sólo puede ser una, si hay que esperar un año entero antes de añadir otra a la lista, ¿Qué tal usar esta, que por lo visto ha aparecido también en la última emisión de pesetas? Creo que es la única que puede sustituir a las innumerables candidatas.

3 comentarios:

NEMESIS dijo...

¿De veras en la ultima serie de pesetas salía la alegoría a la hispanidad?. Pues nunca me había fijado... claro que yo colecciono monedas extranjeras y estoy totalmente pez en moneda nacional...
http://acambiodenada.blogia.com/

Jaime dijo...

Pues mira no es mala opción esta.... cargada de sentido, polítacamente correcta y hasta nostálgica. O no....

Aunque dado el nivel socio cultural medio de este país y teniendo en cuenta cuales podrían los personales más reconocidos hoy en día, si se hiciera una encuesta de esas a las que los telediarios son tan aficionados, problemente la difícil elección estaría entre la Pantoja, Yola Berrocal, María del Monte o la Obregón aunque a lo mejor nos llevamos una sorpresa y la afortunada intelectualoide impresa podría se Ana Rosa Quintana con su libro o Isabel Gemio que tan feliz ha hecho miles de personas con sus incansables sorpresas

josemoya dijo...

Bueno, a Némesis le tengo que decir que, realmente, yo tampoco recuerdo haber visto esa moneda... Seguramente circuló a última hora, cuando todos estábamos ya cambiando a euros...

A Jaime, que efectivamente mejor Isabel la Católica (ya tan vista), o Concepción Arenal que cualquiera de esos zorrones...