miércoles, 17 de mayo de 2006

Fuego en Mayo

Me pregunto qué dios inconmovible ha castigado esta tierra con los rayos de ese sol que descarga su ominoso poder sobre nosotros. Las ropas pegadas a la carne, camino exhausto bajo el fuego del mediodía. No hay esperanza. La única brisa es el cálido aliento del bochorno. Todo es llama. Mayo. Me pregunto qué guarda el verano.

2 comentarios:

Jaime dijo...

Y esto de donde lo has sacado???

Valor tendrás de quejarte de calor...

Eres todo un poeta

Bliss dijo...

Espero que hoy te encuentres mejor, la agradable brisa que entra por mi ventana me resarce de las angustias calóricas de ayer...

;-)