domingo, 15 de enero de 2006

En la recámara

Al editar una entrada antigua, he encontrado de repente tres entradas marcadas como "borrador", a pesar de que yo estaba seguro de haberlas publicado (creo que incluso leí una en el blog... pero quizá sea una alucinación).

Por si acaso, las he vuelto a publicar. Si usáis un lector RSS, es posible que aparezcan como nuevas, a pesar de su antigüedad. No, no es que vuestro lector se haya vuelto loco: es que están marcadas como nuevas.

Si, en cambio, usáis un navegador para leerme, visitad los siguientes enlaces:

3 comentarios:

Monroe dijo...

El segundo artículo te acaba de convertir en mi ídolo. O, más al estilo de la España profunda...

"Tio... eres mi fan..."

(Cielos, sabía que no podía morirme sin decir esa barbaridad al menos una vez...)

MER dijo...

Acabas de entrar en el juego de los cinco habitos extraños. Entra en mi blog y veras por qué.

josemoya dijo...

Me acabo de dar cuenta de la razón por la que este artículo seguía como borrador: no lo revisé. Está plagado de erratas. Me pongo a ello ahora mismo (Ya sé que nunca se debe corregir un artículo antiguo, porque lía a quienes usan RSS. Pero puestos a republicar materiales viejos...)