martes, 13 de diciembre de 2005

La hipotética hipoteca.

Al fin me han comunicado que la víspera de inocentes
firmaré una condena a treinta años
o venderé el alma para ser finalmente
una vivienda más rico
o varios millones más pobre.
Que Dios nos asista. Deseadme suerte
o, por lo menos, que me toque la pedrea.

5 comentarios:

MER dijo...

Pero tienes ya casa? Es que me he perdido... donde es la casa? Mide más de 25 metros?

josemoya dijo...

Sí, estoy en ello (me falta firmar la escritura). La casa está en Carabanchel, cerca de Vía Carpetana. Firmo escrituras en Enero pero doy un plazo de 4 meses al propietario para abandonarla, así que hacia mayo todavía estaré con arreglillos y demás. El piso es pequeño, pero no demasiado (45 metros útiles).

Edryas dijo...

Yo os declaro marido y casa

Monroe dijo...

Muéstrote mi mas sentido pésame, oh Maestro. Después de casarse y quedarse sin batido de fresa en la nevera, hipotecarse es una de las cosas más terroríficas que se me ocurren =D

Batido de fresa for teh win!!

juank sinclair fantoba dijo...

Joe, te presto un bolso que tengo y nos vamos a la keo du champ cuando quieras. Al principio duele...

Me alegro, señor. Enhorabuena (a pesar de todo...)