martes, 11 de octubre de 2005

Rapapolvo cibernético.

Correo de mi amigo búlgaro, con el que quería hablar hace tiempo. Me invita a que le traduzca unos comentarios que han dejado en gtlt.coldsource.net. Los leo. Simplemente, ponen a caldo mi traducción de xoops, que funciona penosamente en ese sitio pero es (¡lo juro!) la misma que hay en aprenderadesaprender.6te.net.

La verdad es que cometí un error al dejar que Stefan colocara mi traducción en su sitio de descargas.

Lo primero porque los españoles no tienen ni puta idea de lectura, y eso quiere decir que si ven algo como:

Xoops translation spanish (UTF-8)

No se molestan en averiguar qué significa eso de UTF-8. Y menos aún en leer ese README-es donde (a pesar de que Stefan me pidió que me limitara a dejar, en inglés, los datos del sitio) digo en román paladino algo como lo siguiente:

"Atención: este archivo usa UTF-8. Instálelo sólo si su versión de XOOPS usa UTF-8. El Xoops normal usa ISO-8859-1"

Lo segundo, porque sólo había probado xoops localmente en mi ordenador, por lo cual no probé alguna de sus características (por ejemplo, la página del usuario o el sistema de envío de correos -- sendmail no estaba instalado en mi linux). Así que los fallos (comillas mal cerradas, comas duplicadas, etcétera) en esas partes salieron a la luz sólo después de publicar la versión inicial, y Stefan no las pasó al área de descargas de su servidor. ¿Que son fallos gordos? También lo es decir "¿Está seguro que desea...?" en lugar de "¿Seguro que desea...?", o usar extensivamente el verbo "aprovar" en lugar de "aprobar", y la gente no se había quejado hasta el momento.

Puesto que Stefan colocó el archivo como descarga directa desde su servidor, en lugar de enlazar a sf.net/projects/gtlt, los usuarios no han sido informados de la existencia de parches.Un desastre, vamos.

Así que tengo dos posibilidades:
1 - Abandonar la traducción UTF-8 y seguir usando traducciones ISO.
2 - Utilizar algún sistema que me permita revisar mejor todos los archivos.

En todo caso, he decidido que no vale la pena esforzarse por poner una traducción de XOOPS con *menos* faltas de ortografía y *menos* errores gramaticales a disposición del público castellanoparlante. El público castellanoparlante apesta.

1 comentario:

Edryas dijo...

Ahí le has dado: todos estaban felices de leer "aprovar" y "absorver" (falta que yo misma a veces cometo, pero que me repatea ver en un periódico donde, se supone, debería estar trabajando un corrector, que hay mucho paro, señores) hasta que el listo de turno (que es un chiche) da el datito y no sigue leyendo ni se entera de nada.

No abogo por el caos ortográfico, pero si a Juan Ramón le fue bien...