viernes, 16 de septiembre de 2005

En el parque

No te vuelvas. Creo que nos está mirando. Sí, es él. ¡Que no te des la vuelta! Haz como si no le hubieras visto. Sigue como si tal cosa, y no se acercará. Así, que pase de largo. Se fue... Menos mal que no se ha parado a hablar con nosotros: me abruma con su tediosa charla sobre las viejas glorias y los tiempos antiguos en que fuimos gente ilustre en lugar de trastos rotos, estatuas añejas olvidadas en la glorieta.

1 comentario:

josemoya dijo...

Un SPAM de www.1shoppingcart.com
(app/?Clk=1191273)
eliminado.