lunes, 9 de mayo de 2005

Varios... en el día de Europa.

9 de Mayo, día de Europa. Pensé que nadie lo recordaría, ahora que terminó la campaña por el referéndum en España (sigue en Francia: Votez Non!). Pero me dice mi hermana que en el periódico venían pegatinas al respecto (no las he visto, a pesar de haber leído El País, El Mundo, 20 Minutos y Qué), y en el telediario de la primera se ha aludido a ello.

Pero 9 de Mayo es también el VE, día de la victoria en Europa, fin de la Guerra Patria en Rusia y principio del final en los países que tenían colonias en el pacífico y el índico: Gran Bretaña, Francia, Holanda y, sobre todo, Estados Unidos. Que se jodan, por conquistarnos Guam y Filipinas.

Ayer, lectura de un interesante artículo de Günter Grass en El Mundo, hablando de la proeza de la maquinaria propagandista estadounidense, que convirtió la derrota alemana en liberación. A nadie le gusta haber sido derrotado, pero, por lo que hemos visto en Iraq, es difícil que los países acepten a sus "liberadores". Günter Grass seguía, después, criticando a sus compatriotas por haber convertido a los alemanes del este en "ciudadanos de segunda" tras un despiadado proceso de privatizaciones, y, aunque mi vecino el terrateniente diría que "eso es cosa de la ley de la oferta y la demanda", recomiendo la lectura de ese artículo (a quien pueda pagar para bajàrselo de la web de El Mundo, o tenga una biblioteca cerca) y, por supuesto, os invito a que veáis el cine alemán socialmente comprometido (no necesariamente "Goodbye Lenin", aunque es un buen punto de partida).

El mismo domingo, visionado de un documental en el que (cosa extraña en un documental, en los tiempos que corren) se admitía que, por importante que hubiera sido la contribución republicana a los contingentes aliados durante la Guerra Mundial, América les dio la espalda... Olvidan decir que Francia les había dado la espalda incluso antes del comienzo de la guerra. Machos, yo que vosotros habría practicado el pillaje en lugar de liberar ese París que os había mantenido en campos de concentración hasta que os necesitó.

Dos o tres días antes, lectura de un texto del embajador ruso en España, defendiendo la importancia del frente europeo occidental. Es esta una cuestión espìnosa. Leyendo las memorias de Aleksándr Yákovlev, me sonreía cada vez que mencionaba la "astucia" de Stalin para evitar meterse en la guerra, "aun a sabiendas de que Hitler acabaría traicionándonos". Según el famoso ingeniero soviético, el líder soviético había tratado, primero, de aliarse con los países occidentales, pero no había conseguido grandes progresos, por lo que les dio la espalda. No sé qué pensar sobre la veracidad de esta afirmación, pues sé que, efectivamente, muchos líderes occidentales veían con mejores ojos al dictador alemán que al soviético. Lo que sí creo es que probablemente tenga razón Yákovlev cuando afirma que los soviéticos se dedicaron a aprovechar su imagen de "gigante con pies de barro" para conseguir entrar en las factorías y hacerse con informaciones valiosas.
En cualquier caso, es cierto que en Europa murieron más soldados soviéticos que americanos, franceses o alemanes, pero también es cierto que a este hecho contribuyeron otras causas: La Unión Soviética no había ratificado la Convención de Ginebra, y los prisioneros que sobrevivieron al internamiento en los campos de concentración nazis pudieron repetir a continuación en los soviéticos, pues se les consideró traidores. Hay una frase de John Ericsson a Lincoln que, estoy seguro, Stalin no escuchó nunca: "Ha llegado el momento, señor presidente, de que nuestra lucha sea sostenida no por multitudes, sino por armas superiores". Stalin demostró que, si se consigue despreciar la vida de las personas, la superioridad tecnológica no es tan importante. ¿Moraleja? la resistencia iraquí, formada por suicidas, vencerá a los Estados Unidos a menos que la vida de los iraquís comience a tener un valor.

2 comentarios:

chocoadicta dijo...

Demasiados hechos históricos reunidos para explicarlo todo en un post, aún así ha resultado muy interesate y gratificante la lectura redondeada con una buena moraleja.
Lástima que la manipulación de la historia en EEUU no les permita llegar a las mismas moralejas :)

josemoya dijo...

Sí, lo reconozco, mis posts pueden llegar a ser muy espesos... Este, en concreto, se llama "varios" porque, tras tratar el tema del día VE, quería seguir con otro tema diferente. Pero, después de ver todo lo que había escrito, decidí parar.