domingo, 27 de febrero de 2005

A veces, Europa también apesta.

Supongo que todos sabéis que, aunque voté "No" a la Constitución Europea, siempre he visto con ilusión el proyecto de una Europa Unida, esos "Estados Unidos de Europa" de los que hablaba Maragall. Pero los europeos tenemos muchos vicios, y entre ellos se encuentra el de creernos guardianes de la verdadera democracia. De vez en cuando, ha de venir alguien (usualmente radicado al oeste de Greenwich) para restregarnos nuestra propia mierda en el hocico.

En algún momento de junio, publiqué, escandalizado, un artículo llamado Un buen abogado para Bin Laden o Pinochet. En ese artículo vociferaba contra Bybee, un juez norteamericano que había encontrado resquicios legales para definir fórmulas como la privación sensorial y la privación de sueño como "trato inhumano o degradante" y no como tortura. Por cierto que lo mismo se podría decir de Gonzales (no, no me refiero al ex-presidente español, sino al fiscal jefe de Estados Unidos).

Ahora, en el periódico El Mundo de ayer (26 de febrero de 2005) leo un reportaje detallado sobre todo el caso. Resulta que el bueno de Bybee se había basado en la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que en 1977 había declarado que los tratos recibidos por un detenido británico habían sido inhumanos y degradantes, pero no tortura.
96. Twelve persons arrested on 9 August 1971 and two persons arrested
in October 1971 were singled out and taken to one or more unidentified
centres. There, between 11 to 17 August and 11 to 18 October
respectively, they were submitted to a form of "interrogation in
depth" which involved the combined application of five particular
techniques.

These methods, sometimes termed "disorientation" or "sensory
deprivation" techniques, were not used in any cases other than the
fourteen so indicated above. It emerges from the Commission's
establishment of the facts that the techniques consisted of:

(a) wall-standing: forcing the detainees to remain for periods of some
hours in a "stress position", described by those who underwent it as
being "spreadeagled against the wall, with their fingers put high
above the head against the wall, the legs spread apart and the feet
back, causing them to stand on their toes with the weight of the body
mainly on the fingers";

(b) hooding: putting a black or navy coloured bag over the detainees'
heads and, at least initially, keeping it there all the time except
during interrogation;

(c) subjection to noise: pending their interrogations, holding the
detainees in a room where there was a continuous loud and hissing
noise;

(d) deprivation of sleep: pending their interrogations, depriving the
detainees of sleep;

(e) deprivation of food and drink: subjecting the detainees to a
reduced diet during their stay at the centre and pending
interrogations.

(fuente)



La decisión del tribunal fue la siguiente:
[The court... ]
3. held by sixteen votes to one that the use of the five techniques
in August and October 1971 constituted a practice of inhuman and
degrading treatment, which practice was in breach of Article 3
(art. 3);

4. held by thirteen votes to four that the use of the five
techniques did not constitute a practice of torture within the meaning
of Article 3 (art. 3);

(fuente)



Les recuerdo a quienes me leen que Alexandr Solzhenitsyn en Archipiélago Gulag denunciaba la privación de sueño como una de las torturas más horribles: "El médico de la prisión dice que tienes una presión sanguínea de 120/240. ¡Es demasiado poco, puta! Vamos a subirla a 340 para que tires la toalla, víbora, y sin moratones; sin golpes; sin huesos rotos. Simplemente impediremos que duermas" (traducido libremente de la página 41 de la edición en inglés de Perennial Classics, 2002; no sé dónde tengo mi edición en español).

Y no sólo eso. Ya en su clásico "El pozo y el péndulo", Edgar Allan Poe comenzaba el proceso de tortura mediante un episodio de privación sensorial: una cámara oscura, de formas irregulares, que desorientaba al "paciente".

Pero, para el tribunal de Derechos Humanos, todo esto (que es recogido con las palabras "the five techniques" en la sentenca 5310/71) no son sino "tratos inhumanos y degradantes".

Me gustaría saber quiénes fueron los cuatro jueces que se opusieron a la calificación de estos tratos como "no tortura". Porque son auténticos filántropos. Los otros trece tienen mi desprecio más absoluto, ya que han justificado la barbarie no sólo en Europa, sino a lo largo y ancho del mundo.

Ironías del destino, la resolución del tribunal tenía en cuenta dos hechos. El primero, que los hechos eran anteriores a la creación del tribunal. El segundo, que "The five techniques had not been used since October 1971 and the United Kingdom Government would not permit or condone their use in the future, whether in Northern Ireland or elsewhere." (es decir, que el Gobierno del Reino Unido no permitiría el uso de estas técnicas en el futuro).


Y, mire usted por dónde, el gobierno británico ha seguido usando esas técnicas, como ahora le reprochan a Blair, para la prevención del terrorismo islámico.

5 comentarios:

Wallenstein77 dijo...

Hola a todos:
Posiblemente ese matiz de ser trato degradante y no tortura se tenga que contextualizar para apoyar la legislacion britanica contra el IRA en Irlanda. De hecho, los manifestantes del Domingo Sangriento (1972)se manifestaron para protestar contra las detenciones preventivas. Por tanto, no se denunciaba la legislacion antiterrorista britanica en Irlanda, tan ejemplar como se pudo demostrar en el caso de los Cuatro de Guilford. Ese matiz de trato degradante es el aplicabe cuando lo hacemos nosotros mientras que es tortura si lo aplica el "enemigo". Por desgracia, esa es la realpolitik y los britanicos estan recurriendo de nuevo a las viejas practicas que tan buenos resultados dieron en el Ulster (obviamente es un sacrasmo, no vaya a ser que alguien piense que lo digo en serio).
Saludos a todos.

josemoya dijo...

He de reconocer que en la sentencia del tribunal de Estrasburgo se mencionaba que, después de 1971, había cambiado la legislación británica, aumentando los controles sobre la tortura y permitiendo que un médico visitase a los detenidos.

Wallenstein77 dijo...

Hola a todos:
Puede ser, pero quizas esa actitud fue mas de cara a la galeria que real que de aplicacion real. De hecho el Domingo Sangriento es en enero del 72 y la manifestacion fue debido a la legislacion antiterrorista y a Gerry Conlon le detienen en 1974 y le aplican una ley antiterroristas por el recrudecimiento de los atentados y de los asesinatos del IRA.
Saludos a todos.

Ignacio dijo...

Muy buen post. Me ha gustado mucho. Toda la razón a los dos. En la lucha contra el terrorismo no hay atajos, sea de tintes nacionalistas o islamistas. Me extraña mucho que nuestro expresidente se olvidara tan pronto de su famosa frase cuando decidió unirse a la guerra contra el terrorismo emprendida por Bush II.

josemoya dijo...

Releo este artículo siguiendo los pasos de un visitante reciente de mi blog. Cuando lo escribí no había jugado a Ri-Li y, por tanto, no me sabía al dedillo los primeros artículos de la Convención Universal de los Derechos Humanos. Dicha convención prohibe en el mismo artículo la tortura y los tratos inhumanos y degradantes. Por tanto, ambos son igual de ilegales.