jueves, 3 de febrero de 2005

Duda

«La duda, la terrible duda, con su simpático nombre de perrita rusa», decía Gómez de la Serna haciendo mofa, supongo, del existencialismo de la generación anterior. Seguramente tú, discreto lector, te mofarás también de mi duda, mucho más prosaica.
Ocurre que un grupo de gente a la que aprecio ha puesto en marcha un proyecto, del que he hablado alguna vez aquí: una revista que pretende acercar la poesía a los estudiantes mediante una fórmula relativamente original: combinar poesía amateur y contribuciones de poetas mayores. Durante el año pasado he contribuido a esa revista, pero este año no he hecho ninguna aportación, y me siento muy culpable por ello. No he hecho ninguna aportación porque mis problemas en el trabajo (de los que me siento más culpable aún) han ocupado toda mi mente, impidiendo incluso que utilizase el proyecto como vía de escape.
Para que el proyecto funcione, necesita tener cierta relevancia, cierta publicidad. Y de todos los actos organizados alrededor de la revista (una presentación en el centro José Hierro de Getafe, otra en la Feria del Libro de Getafe, el acto de concesión de una ayuda de El Corte Inglés) sólo he acudido, hasta el momento, a la grabación de un reportaje para Telemadrid, en el que procuré no salir, pero hacer bulto. De esto hace ya más de un año.
Este viernes, día 4, en La Taberna Encantada (c/Salitre, 2, Madrid), se celebrará un recital-presentación a las siete de la tarde. Y mi duda es: ¿voy o no voy? De hecho, he mandado invitaciones a algún amiguete, y cuando uno me ha preguntado por mensajería instantánea acerca de mi intención le he dicho: «no lo sé».
Y es cierto. No lo sé. No lo sé porque... es difícil de explicar, pero básicamente se puede resumir así: no sé si merezco estar allí.
Pero el sitio está cerca de mi casa y sé que los participantes desearán que haya la mayor cantidad de público posible, y si voy quizá consiga llevar conmigo a mi amiguete. No sé lo que haré. Sólo sé que estoy de acuerdo con Ramón en que la duda tiene nombre de perrita rusa.

3 comentarios:

Raddle dijo...

¿Hola! ¿Qué tal? Salseando por lo blogs me he encontrado con el tuyo.
En cuento a tu duda, sólo decirte que no le des más vueltas y acude. Si es un proyecto con gente que aprecias, como tú has dicho, seguro que eres bien recibido y con tu presencia aportarás algo a ese proyecto. Si no acudes sólo lograrás distanciarte de ellos y ya sabes que tener un amigo es tener un tesoro. Un cordial saludo.

josemoya dijo...

Me ha encantado lo de "salsear", aunque yo usaría "picotear", je, je. En cualquier caso, gracias por tu comentario.

Anónimo dijo...

Holas :-)

Gracias mil por tu visita... Con respecto a tu duda, espero que optes por lo que realmente te haga feliz :) que te sientas comodo, al final de todo es lo que realmente importa :)

Saludos!

http://www.blogia.com/corazon

;o)