sábado, 12 de febrero de 2005

Cómo perdí la tarde de ayer...

Ayer subí a las cuatro a casa de mi vecino a hacer una actividad que teóricamente estaría lista en un periquete. A las ocho, totalmente frustrado, me volví a casa.

La actividad en cuestión era el reemplazo de los dos discos duros de un ordenador (con windows XP) por otros dos discos, nuevos, en uno de los cuales habíamos copiado previamente (en dos particiones) el contenido de los discos antiguos. La idea era arrancar desde la copia del contenido de los discos, y hacer luego las modificaciones pertinentes (yo ya imaginaba que algún archivo de sistema no se habría copiado bien, pero no me esperaba lo que sucedió).

En cualquier caso, Windows no logró arrancar: en la pantalla figuraba únicamente el mensaje que avisa que el sector de arranque no ha encontrado sistema en disco. Yo me volví loco buscando un equivalente a sys [el equivalente en el mundo MS-DOS/Windows home de lilo] y mirando si elformat de Windows XP tenía alguna opción para dar sistema. Esta mañana he leído la respuesta en el archivo de ayuda de otro Windows profesional: "Windows 2000 no se ajustará a los discos estándar de 1,2 MB ó 1,44 MB." Es decir, como no cabe un Windows en un disquete (¡pero sí cabría en un DVD!), no existe un comando para "dar sistema" a otro disco (¡ni siquiera a un disco duro!) de nuestro ordenador.

Por lo que he leído después en la ayuda del administrador de discos, el truco de copiar el sistema debería haber funcionado. ¿Qué pasó entonces? Un error muy tonto, del que, sin embargo, no me di cuenta hasta esta mañana: la copia la hicimos en tres fases (1º Copiar todas las carpetas hasta recibir un error en la carpeta del usuario que estábamos usando; 2º Crear un nuevo usuario y desde él copiar el resto de carpetas de usuario; 3º Copiar el resto de carpetas de la raíz) y dejé la última a vi vecino (dado que en su carpeta de usuario tenía, entre otros archivos de enorme peso, el archivo imagen del DVD de uno de sus viajes: el paso dos prometía durar muchas horas, y le sugerí que "dejara hacer" al ordenador mientras yo me iba a mi casa a cenar y a dormir). Pero mi vecino no "subió" hasta la raíz después del paso dos, sino que se quedó en "documents and settings", y copió allí los archivos de la carpeta raíz cuyo nombre empezaba por las letras E a Z. Incluyendo, claro está, el programa de carga de sistema, ntldr.

Histérico como estaba buscando una utilidad sys, no se me ocurrió mirar dónde había copiado los programas mi vecino. Lo vi después, cuando habíamos reinstalado Windows y buscábamos las versiones de instalación de utilidades que mi vecino había descargado de internet y (estaba yo seguro de ello) seguían en el disco duro. Pero ni siquiera entonces me di cuenta de lo que significaba encontrarse un "Documents and Settings" dentro de "Documents and Settings": hasta esta mañana no me percaté del error.

El caso es que al final, después de un intento de convertir los discos de imagen del sistema de HP en discos de instalación/recuperación de Windows (obteniendo resultados tan graciosos como que "Setup.exe" necesitaba ejecutarse desde Windows y que el MS-DOS ejecutivo DOSX.exe requería de la existencia de progman.exe [que yo sepa, en Windows 3.0 no lo necesitaba]), claudiqué y reinstalamos el Windows completo sobre particiones nuevas en el disco que hasta entonces seguía vacío (estos discos de imagen del sistema son una completa mierda: tardan el doble en instalar porque en realidad no contienen una imagen del sistema, sino una imagen del CD de instalación: en efecto, tras el particionamiento, formateo y copia de archivos, al fin apareció el mensaje de bienvenida del CD de instalación de Windows que me ofrecía usar el disco como disco de recuperación, pero ya era demasiado tarde). A continuación, instalamos los Service Pack 1 y 2 (lo cual consumió más de una hora) y el antivirus, y traté de reconfigurarle a mi vecino todo lo necesario, incluido un estúpido codec que instala una versión demasiado moderna de DivX, y digo "demasiado moderna" porque las versiones anteriores del codec gratuito de DivX no llevan spyware. Total, que hubo que desactivar el antivirus (que incluye un antispyware) para instalarlo y, a pesar de que constantemente le recordé a mi vecino que lo reactivara, él todavía no lo había activado cuando me volví a casa.

Por cierto, que mi vecino ha decidido eliminar el Service Pack 2. y tiene toda la razón del mundo: su bloqueador de Pop-Ups es mucho más molesto que el del windows, su firewall aturde a quien ya tiene su propio programa de firewall (y especialmente a quien, como mi vecino, usa redes peer-to-peer), su detector de actualizaciones del antivirus detecta el antivirus pero no detecta que está actualizado y, además, a algún genio se le ha ocurrido sustituir la ventanita "¿Quiere ejecutar este programa .EXE de internet, o prefiere guardarlo en su disco duro?" por un estúpido bloqueador que impide la descarga de archivos .EXE a menos que estén firmados (¡pffff... la de spyware y malware firmado que conozco!).
Todo ello, supongo, para inducir a los usuarios a bajar al máximo su configuración de seguridad, para que se infecten más que nadie.

Creo que esta vez ME PASO A LINUX (sólo esperad un poco a que vuelva a conseguir que mi wireless funcione).