domingo, 20 de febrero de 2005

Añoranza...

He estado muy liado varios días, y después he pasado otros tres prácticamente desconectado del mundo (con un par de artículos como mucho en mi blog) a causa de una enfermedad. Por ello hasta hoy no he leído un artículo en el que el DrQbikus hablaba de su añoranza de los años ochenta (yo dejé de escribir "198..." en la pizarra allá por 1998) y tampoco el siguiente, en el que habla de los estupendos juegos de ordenador de los ochenta.

Mi primer videojuego fue un "pong", de esos que incluían un pingpong, un frontón, un hockey y nosecuantos deportes emulados mediante cuadraditos y rectángulos. También fue un "pong" el primer videojuego que vi en un bar, creo que en la plaza de Tirso de Molina, supongo que en el 79 porque todavía vivía en Madrid.
Mi primer ordenador (dejando aparte calculadoras y demás) fue un ZX-Spectrum 48K. Los "listos" suelen decir que ese ordenador es de 1982, pero tengo que comunicaros que a españa debió de llegar por lo menos un par de años más tarde. Mis padres lo compraron cuando yo estaba en séptimo (hice cuarto de EGB en 1982; lo sé porque esa fecha significó un nuevo cambio de lugar de residencia para mis padres) y era un artilugio relativamente reciente: un amigo de mi hermano tenía no el ZX-Spectrum 16K (que sí es de 1982, pero supongo que llegó a España un año después) sino el ZX-81, que tenía 1 Kb de memoria. Es decir, 262.144 veces menos memoria que un ordenador con 256 megas de memoria.

El Doc postea sus videojuegos favoritos, y habla también de su microordenador, que era un MSX, microordenador promovido (creo recordar) por Microsoft y Sony, y que, contra lo que cabría esperar, fue uno de los primeros estándar abiertos de microordenadores (algo así como lo que luego pasaría con los clónicos). Todavía recuerdo que mi amigo David tenía uno de esos en el trastero que había habilitado como sala de juegos en su casa. Era rarísimo porque, comparado con el Sinclair, parecía un ordenador: colores de verdad, basic de verdad... sin embargo, yo me quedo con mi "speccy".

Pero vayamos al grano: si me preguntan acerca de videojuegos de sala recreativa, ¿qué me viene a la mente? Aparte de Pong, la referencia son Invaders, Galaxian (todavía recuerdo la cabina cubierta de dibujos de naves insectorides), PacMan (¿recordáis la publicidad de la videoconsola Atari? "Comecocos, comecocos, comecocos de Atari"!) y Donkey Kong. A casi todos ellos jugué (o vi jugar, porque yo era un maleta) antes de 1982, y en algún otro eché partidas hacia 1988, cuando ya eran reliquias de museo y se podían jugar dos partidas por 25 pesetas (catorce años más tarde, dicha cantidad sería equivalente a 15 céntimos de euros).
Pero también recuerdo fracasos como los de los tanques vectoriales, o el del mejor juego que llegó a las salas de recreativos durante los ochenta: Dragon's Lair.

Respecto de juegos de Spectrum... El primero al que jugué fue Atic Atac, y he de reconocer que me encantaba, del mismo modo que me encantaban todos los juegos de su compañía, Ultimate ("Ultimate play the game", ¿recordais?): Jetpack, Sabre Wulf, Knight Lore, Alien8... Ellos pusieron de moda la técnica "filmation", que ahora llamaríamos "animación pseudotridimensional isométrica". Fueron los mejores, al menos en los primeros tiempos del Spectrum, cuando los autores todavía no sabían cómo conseguir unos gráficos aceptables a partir de la extraña pantalla de los sistemas sinclair: una matriz monocroma de 256x160 puntos que era después coloreada mediante 32 x 20 celdas de color superpuestas a ella.
Otros juegos puedo mencionar: Pijamarama, que dio lugar a una larga saga de juegos y a todo un género (la "aventura gráfica"); el extraño Frankie Goes To Hollywood, que me gustaba por la gran cantidad de cajones conteniendo objetos que a su vez contenían otra cosa (esquema que quise imitar en un juego propio, sin éxito) y por los "juegos dentro del juego"; el sorprendente Trap Door, que, como el Popeye se basaba en gráficos grandotes y simpáticos (algo que podría hacerse fácilmente en los PC, pero ahora se prefieren los horrendos gráficos 3D); el Gauntlet, que sobre ser uno de los primeros juegos en que podían participar varios jugadores a la vez (y no sucesivamente), añadía una gran profusión de niveles; y, sobre todo, el Ranarama, en gran parte derivado del anterior, pero heredero también (su programador era el mismo) del Quazatron, que, de nuevo, basaba las luchas entre personajes en "juegos dentro del juego".

Así que este es mi top:
  • Top Recreativos (clásicos)
    1. Donkey Kong
    2. Pac-man
    3. Galaxian

  • Top Recreativos (clásicos, pero menos)
    1. Gauntlet
    2. Spy Hunter
    3. Dragon's Lair

  • Top Spectrum 48
    1. Ranarama
    2. Trap Door
    3. Atic Atac

  • Otros imprescindibles
    Spy vs. Spy:
    Lo mejor que vi en una atari
    Mario Bros:
    El mayor éxito de Nintendo en 8 bit
    Street Fighter:
    Popularizó el sistema de juegos neogeo

1 comentario:

DrQbikus dijo...

Sí, el pong es el juego más importante de cuantos juegos se han creado, qué duda cabe :)
Yo incluso llegué a tenerlo cuando era pequeño. No recuerdo qué consola debía ser, alguna Atari nosequé. Qué lástima que en mi casa se deshicieran de ella hace ya mucho tiempo :(

Y si pong es el #1, PacMan es el #2. La historia es curiosa: el creador estaba en una pizzeria, cogió un trozo y al ver la forma que le quedaba, se le ocurrió la idea :D

En fin, que te mejores de tu gripazo...