domingo, 23 de enero de 2005

Mentirosillos... / Liars....

Tratado por el que se establece una Constitución para Europa:
II-71.1. Toda persona tiene derecho a la libertad de expresión. Este derecho comprende la libertad de opinión y la libertad de recibir o comunicar informaciones o ideas sin que pueda haber injerencia de autoridades públicas y sin consideración de fronteras.
Código Penal (LO 10/1995):

543. Las ofensas o ultrajes de palabra, por escrito o de hecho a España, a sus Comunidades Autónomas o a sus símbolos o emblemas, efectuados con publicidad, se castigarán con la pena de multa de siete a doce meses.
607.2.[sobre el genocidio] La difusión por cualquier medio de ideas o doctrinas que nieguen o justifiquen los delitos tipificados en el apartado anterior de este artículo, o pretendan la rehabilitación de regímenes o instituciones que amparen prácticas generadoras de los mismos, se castigará con la pena de prisión de uno a dos años.
Compárese el segundo con esto, tomado del código penal francés (que no concibe el primero, limitándose a penar los llamamientos a los levantamientos armados o a la rebelión):

132.16 La circonstance aggravante définie au premier alinéa est constituée lorsque l'infraction est précédée, accompagnée ou suivie de propos, écrits, images, objets ou actes de toute nature portant atteinte à l'honneur ou à la considération de la victime ou d'un groupe de personnes dont fait partie la victime à raison de leur appartenance ou de leur non-appartenance, vraie ou supposée, à une ethnie, une nation, une race ou une religion déterminée.

Como se ve, es España se optó por reintroducir los delitos de opinión, mientras que en Francia se prefirió mantener la posesión de escritos como un agravante. Total: que en España, podemos leer sobre el pensamiento de los carniceros como Franco, Hitler u otros, pero no podemos leer lo que escribieron para adentrarnos en su mente por nuestros propios medios.

Abstract: Althought EuroConst lies when gives us the right to express our opinion, Spanish penal code has many, many offences bases on writing, such as writing against the nation (hey, most local parties are liable for that), against its provinces (hey, most nation-wide parties should be liable for that) or apologyzing the crimes of a genocide. French code has used a different approach: you can have books apologyzing Hitler, until you express that opinion hitting someone. But, after that, these books will aggravate your penalty. I think it is a neat approach, so you can read by yourself how the monster thought.

4 comentarios:

DrQbikus dijo...

¿Y qué ocurre cuando hay una contradicción entre las dos Constituciones? Supongo que es una incompatibilidad que obligaría a modificar la española.

Aunque es algo que los políticos han asegurado que no es necesario, ya que son compatibles, pero con el ejemplo que has puesto se demuestra lo contrario. ¿Qué ocurre si un español ultraja (me hace gracia la expresión) la bandera nacional, estando en Segovia?, ¿le multamos? La Constitución europea lo prohibe, pero la española lo castiga. ¿Y si lo hace fuera de España? Entonces no pasa nada, porque Europa lo proteje de la ley del otro estado miembro. Es absurdo.

También me parece absurdo castigar a quien tenga documentos sobre genocidas, porque es la misma idea que lleva asociada la censura, que no es otra que aceptar que hay personas con una capacidad de raciocinio y decisión por encima de las del vulgo pueblo,y que está en su derecho de decidir qué conocimientos pueden adquirir, y cuales no.

Rebeka Perdiz dijo...

No me he leído el documento ni creo que tenga tiempo para hacerlo en los próximas semanas (años) pero he oído que por un lado se reafirma la igualdad de derechos de todos los europeos sin considerar su condición, sexo, raza etc y por otro lado se proclama el derecho a ejercer la religión propia de cada uno.
Es esto cierto? No es ésto contradictorio?

josemoya dijo...

Bueno, en realidad he de deciros que, como en esos enigmas de DrQbikus que siempre trato de responder (haciendo el ridículo), la contradicción es sólo aparente:

Art. II-111.1. Las disposiciones de la presente Carta están dirigidas a las instituciones, órganos y
organismos de la Unión, dentro del respeto del principio de subsidiariedad, así como a los Estados
miembros únicamente cuando apliquen el Derecho de la Unión. Por consiguiente, éstos respetarán los derechos, observarán los principios y promoverán su aplicación, con arreglo a sus respectivas competencias y dentro de los límites de las competencias que se atribuyen a la Unión en las demás Partes de la Constitución.

Art. II-111.2. La presente Carta no amplía el ámbito de aplicación del Derecho de la Unión más allá de las competencias de la Unión, ni crea ninguna competencia o misión nuevas para la Unión, ni modifica
las competencias y misiones definidas en las demás Partes de la Constitución.

Es decir, que la UE no puede establecer en una directiva medidas que prohiban escribir contra España, pero no puede impedir a los países miembros escribir leyes que lo prohiban. La constitución nos da derechos ante la unión, pero no ante nuestros países.

Rebeka Perdiz dijo...

No eres el único que hace el ridículo en los enigmas de DrQbicus