sábado, 8 de mayo de 2004

Foto de un Yogur pasteurizado en un reportaje sobre alimentos funcionales.

Enviado a un columnista del suplemento de Salud del mundo, a propósito de la aparición de la fotografía de un yogur pasteurizado sobre una columna que hablaba de los beneficios científicamente demostrados del yogur, y de las dudas razonables que plantean otras atribuciones mágicas.




Estimado Señor:

Sé que lo que voy a comentarle no hace referencia directamente a su sección, pero en ella más de una vez ha hablado de la importancia de la exactitud de la información sobre salud en los medios. Y creo que el artículo destacado del suplemento «Salud» de El Mundo de esta semana contiene información que puede desorientar a los ciudadanos.

El artículo principal del suplemento «Salud» de hoy, sábado 8 de mayo de 2004, habla de los «alimentos funcionales», uno de los temas que más preocupan a los consumidores y, supongo, que más preocupan a quienes practican la medicina.

Pues para un ciudadano común, es difícil saber hasta dónde llega la diferencia entre un producto normal y otro mejorado en sus cualidades nutricionales, y dónde comienzan las exageraciones u omisiones de la publicidad.

A mí, personalmente, me llamó la atención la columna derecha de la página S5, en que se habla de los yogures. En ella se comentan las diversas aplicaciones conocidas de éste alimento: diarrea causada por consumo de antibióticos, diarrea del viajero, y otras. Y se comentan bajo la fotografía de un yogur de Pascual, yogur esterilizado, es decir, sin bacterias. Ya sé que el asunto creó una polémica entre las empresas del sector hace algo más de un año: un yogur sin bacterias, ¿cómo va a recomponer la flora bacteriana? A pesar de todo, se reconoció la denominación yogur para todas las leches fermentadas mediante Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus termophillus, aun a sabiendas de que, aquellas personas a quien el médico, tras un tratamiento con antibióticos, recomendase tomar yogur no iban a distinguir entre uno y otro.

El consumo de alimentos contaminados con bacterias se da incluso entre los animales. ¿Sabía usted que los osos negros ingieren, con el mismo propósito, excrementos de ciervo y alce tras su período de letargo (National Geographic Magazine España, marzo 2002, p. 83)? Creo firmemente que el gobierno español hizo mal cuando catalogó los yogures sin hacer distinciones entre unos u otros. En cualquier caso, está claro que las empresas lácteas españolas y extranjeras han hecho de su capa un sayo: unas, fabricando yogures pasteurizados; otras, fabricando bebidas lácteas enriquecidas con otras cepas de bacterias. Todo lo lácteo vende, por el prestigio social de la leche. Y los alimentos funcionales no dejan de ser un negocio.

Pero a mí me gustaría que, la próxima vez, los redactores de "Salud" tuvieran más cuidado al escoger el clip-art colocado sobre una columna. Seguro que, entre las numerosas fotografías con función meramente motivadora que hay en los archivos de un periódico, hay tarros de yogur sin etiqueta.

Atentamente,

José Gabriel Moya Yangüela



¡Maldición! ahora veo, una vez enviada la carta, un montón de errores gramaticales que los códigos html que tuve que meter en gmail no me permitieron ver.

1 comentario:

Víctor dijo...

Yo solo digo que esto es una guerra entre marcas, unos quieren su trocito del pastel y otros defender a muerte su hegemonia en el mercado, pero hay dos curiosidades:

1- Danone, hablando claro, no quiere que le pisen el mercado, pero parece ni ellos mismos saben lo que quieren porque en paises africanos venden yogur pasteurizado (ayyyy... pajaros!!) y no van denunciandose por venderlo como yogur.


2- Eso de la flora intestinal... estudios recientes, por ejemplo uno del Ramon y Cajal, prueban que la cantidad del bacterias que logran pasar del estomago (los acidos las eliminan) es irrisoria, vamos, inapreciable.


3- Los de danone tienen mucho morro, no se puede ir de abanderado de la salud y luego ¿que leche usan? en polvo, de dudosa procedencia y con bastante menos calidad que la leche liquida de primera marca.

No estoy ni con uno ni con otro pero creo que el pasteurizado es el futuro por ahorro energetico (no requiere frio y ademas tienen mas fecha de consumo, no se tiran tantos) y poco a poco van cayendo los mitos, me sorprendio ver en varios paises mas marcas de pasteurizados, aqui creo que solo pascual los hace.


un saludo